Una idea y una opción que desde hace muchos años nos ronda por la cabeza. Al final lo hemos podido llevar a término, al final esta es la imagen y “el premio” que nos queremos otorgar y que al mismo tiempo compartimos y ofrecemos a nuestros novios.

Nos sentimos muy identificados con esta curiosa sinergia (novios/lacuina, lacuina/novios) y con esa cercanía de abrazo a nuestros clientes.
No solemos rondar conferencias, ni somos maestros de nadie, no jugamos con egos, ni colegueos milimétricamente estudiados, ni rondamos premios ambiguos de super mega fotógrafos, no nos gusta aparecer en esas fotos, rondamos emociones, sensaciones y proximidad y esa es la foto en la que nos gusta aparecer en las redes.
La idea de la proyección del video compartida, la enfocamos como colofón final, compartir con ellos ese momento único de comprobar in situ sus reacciones y la de sus seres queridos es por lo que todo adquiere un verdadero sentido dentro de nuestra profesión.

Los novios han confiado en nosotros, nos han dejado entrar en sus casas y de algún modo han destapado sus emociones a nuestras cámaras, todo esto, sin duda, merece un premio, un final emocionante y feliz.
A partir de ahora esta será una de nuestras opciones destacables que propondremos a nuestras parejas.

En este caso, muchas gracias Marta y Xavi por vuestra confianza y por ser partícipes y acompañantes de este singular proyecto que tanto nos ilusiona.