BODA INMA + ABEL

Una boda que partió en una mágica sesión en una playa de Ibiza. Una pareja de estas cuyo amor es complicado de explicar en palabras. Por suerte lo vivo y se lo que es.

Me quedo con la amabilidad de las familias, con la proximidad sincera de la pareja, con el juego y las expresiones de cada invitado creando un ramo espectacular para los novios, aportando cada uno una flor.

Pero sobre todo me quedo con la frase de la hermana de la novia, esa que dice algo así: uno no conoce la máxima expresión o el rostro del amor hasta que no ve la cara y los ojos de Abel, cuando Inma entra en el pasillo rojo de la ceremonia.

Un millón de gracias por todo!

VOLVER AL PRINCIPIOVOLVER AL BLOG